infovegana

SI TE PREOCUPA EL MEDIO AMBIENTE, HAZTE VEGANO

carne y medio ambiente

COMO EL VEGANISMO AYUDA AL MEDIO AMBIENTE

Existen muchas razones para empezar a ser vegano. Algunas personas lo hacen por razones éticas, otros para mejorar su salud pero existe un tercer grupo que inicia una vida vegana para reducir su impacto ecológico en el planeta.

Ante la evidencia del cambio climático y de la terrible explotación de recursos que nuestra especie está ejerciendo en la tierra, cada vez un mayor número de personas deciden empoderarse y empezar a vivir de un modo más sostenible.

Algunos cambian el coche por la bicicleta, otros reducen su consumo de plástico, etc. Existen muchas formas para reducir el daño que cada uno, a nivel individual, causamos al planeta, pero sin duda la más eficaz es empezar una dieta vegana.

Para alimentar a una persona vegana durante un año se necesitan 674 m2 de tierra, mientras que una persona vegetariana necesita 3 veces más tierra y una omnívora hasta 18 veces más durante el mismo periodo de tiempo. Esto es debido a por cada 6070 m2 de tierra se pueden producir unos 16.783kg de comida vegetal respecto a sólo 170kg de carne.

Si eres una persona comprometida con el medio ambiente y dispuesta a salir de tu zona de confort para formar parte de la solución debes saber que una persona que sigue una dieta vegana es responsable del 50% menos de emisiones de dióxido de carbono, usa 1/11 parte de aceite, 1/13 parte de agua y 1/18 de tierra que una persona que come carne y productos animales habitualmente.

Cada día que elijas ser vegano recuerda que estarás ahorrando 4163,95 litros de agua, 20.4kg de cereales, 2.78m2 de tierra, el equivalente a  10 kg de dióxido de carbono y la vida de un animal inocente.  

Un interesante estudio publicado el 2016 en la prestigiosa revista PNAS predijo mediante el uso de modelos computacionales qué pasaría si todo el planeta adoptara una dieta vegana para el 2050.

Los resultados obtenidos fueron muy impactantes: si todos siguiéramos una dieta vegana las emisiones se reducirían en un 70%. Andrew Jarvis y otros expertos del centro internacional por la agricultura tropical de Colombia proponen, muy acertadamente, que si todos nos hiciéramos veganos, se podría dedicar el 80% de la tierra que se estaba destinando a pasturas para restaurar los  bosques y selvas que han sido explotados durante tantas décadas por la industria de la carne.

Dado que la vegetación absorbe dióxido de carbono, la reforestación permitiría reducir el impacto del cambio climático e incluso revertirlo. Estas tierras podrían volver a ser el hábitat natural de muchas especies, lo que detendría la enorme pérdida de biodiversidad que estamos sufriendo.

Esto seria de gran ayuda para la recuperación de especies que por competir con los recursos del ganado (p.e. búfalo) o por ser sus depredadores naturales (p.e. lobo), han sido desplazadas y, a menudo, asesinadas para evitar la pérdida de beneficios.

También proponen que el 10-20% restante de las tierras recuperadas podría destinarse a la producción de cereales para asegurar el suministro de alimento a toda la población humana del planeta.

Bastaría con un incremento de este tipo para compensar el efecto que tendría la pérdida de carne en la cadena alimentaria, pues actualmente un tercio de la tierra utilizada para producir cereales se destina a alimentar al ganado y no a los humanos.

Es cierto que la recuperación de estas tierras requeriría una gran inversión ya que se encuentran muy degradadas debido a la pastura, pero ¿no merece la pena encaminarnos hacia esta dirección?

Así que si realmente te interesa el medio ambiente, el bienestar animal y colaborar por un mundo más justo para todos, una de las posibles soluciones más fáciles implementar es evitando los productos de origen animal en nuestra dieta. ¿Estás dispuesto a hacer el cambio por el planeta, por los animales y por las personas? Coméntanos si serías capaz 😉

Salir de la versión móvil