TORTILLA DE PATATAS VEGANA RÁPIDA Y FÁCIL

¡Que levante la mano la persona a la que no le guste la tortilla de patatas! En pincho, para comer, para cenar, un trozo de la que sobró el día anterior para picar….una buena tortilla de patatas apetece en cualquier momento del día. Y sí, se puede veganizar de un manera sencilla y sabrosa que nada tiene que envidiar a la convencional.

Esta receta de tortilla de patatas vegana, además de ser libre de crueldad animal, se puede preparar en pocos minutos y con ingredientes económicos y saludables. Para sustituir al huevo existen varias soluciones pero en Infovegana te recomendamos hacer la tortilla de patatas con harina de garbanzos. De las alternativas al huevo que hemos probado nos quedamos con ella por su facilidad de uso y por el hecho de ser un producto algo más económico que los preparados que se venden.

Si quieres conocer los motivos por los que evitamos el huevo en esta y en todas nuestras recetas, te recomendamos el artículo que escribimos sobre los dilemas éticos y medioambientales de este alimento, a priori de los más inocentes en cuanto a productos de origen animal nos referimos.

Vamos a ver qué ingredientes necesitamos para hacer una tortilla de patatas vegana que no dejará indiferente a nadie:

Ingredientes:

  • 3 o 4 patatas dependiendo del tamaño
  • 1 cebolla
  • 150 gramos de harina de garbanzos
  • 300 ml de agua
  • Aceite
  • Sal
  • Especias
  • 1 chorrito de limón

Preparación:

La preparación de la tortilla de patatas vegana es como la de la toda la vida. Os aconsejamos utilizar una sartén en buen estado, será clave para que nada se nos pegue. Pelamos y cortamos las patatas en rodajas no muy gruesas para que no tarden mucho en hacerse. Pelamos y cortamos la cebolla en trozos pequeños. Salamos y sofreímos a fuego medio todo en una sartén con aceite suficiente para que no se nos pegue nada. Si disponemos de una sartén antiadherente o no queremos utilizar aceite, podemos hacerla también con agua.

Mientras la patata y la cebolla se hacen, podemos ir preparando la mezcla que sustituirá al huevo. En un bol ponemos la harina de garbanzos y el doble de la cantidad de agua. Mezclamos bien para que no queden grumos (podemos pasar la batidora para que la mezcla quede lo más fina posible).

En este punto es importante recalcar que la harina de garbanzos acostumbra a tener un sabor y olor un poco fuertes que debemos neutralizar con el zumo de medio limón. No tengáis miedo porque la tortilla en ningún momento tendrá gusto a cítrico sino que simplemente ayuda a “matar” el aroma de la harina de garbanzos. Si no tenéis limón, podéis sustituirlo por un chorrito de salsa de soja pero el resultado no es tan acertado.

En este punto podéis ponerle a la mezcla las especias que queráis, nosotros acostumbramos a ponerle cebolla en polvo, un poco de ajo en polvo, sal y orégano. Cuando las patatas y la cebolla estén listas, retiramos la sartén del fuego y las colamos para eliminar el exceso de aceite. Es el momento de mezclarlo todo y echarlo de nuevo a la sartén para que cuaje. Cuando estemos seguros de que la parte de abajo está bien hecha, podemos darle la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato grande. Ya solo faltará que acabe de hacerse bien por ese lado y tendréis lista una genial tortilla de patatas vegana.

Esta receta admite las variaciones que queráis, podéis experimentar añadiendo las verduras o setas que queráis (os recomendamos el pimiento verde, el calabacín o los champiñones). Quién no quiera freír los ingredientes siempre puede optar por hacerla al horno en una sartén o un recipiente apto para ello. 

Esperamos que probéis nuestra receta y que os salga una tortilla de patatas vegana riquísima, ¡no dudéis en etiquetarnos en redes sociales con las fotos del resultado!